miércoles, 26 de junio de 2013

Karla Cervantes debuta en Nickelodeon

La mexicana Karla Cervantes no sólo ha debutado en la actuación, sino que lo ha hecho trabajando con niños, que era su sueño, en una serie para América Latina donde su rostro ya es familiar en muchos hogares.

"11-11 En mi cuadra, nada cuadra" es la serie del canal infantil Nickelodeon, que desde el pasado 3 de junio se transmite para América Latina y en la que da vida a "Virginia", una joven bella, talentosa y carismática, atributos que sumados a su cuota de locura hacen que casi siempre consiga lo que se propone.
"El personaje de Virginia es controvertido. Creo que pocas veces he visto una villana así porque es totalmente exagerada, dramática, muy cómica. Yo me decía 'los niños van a ver la televisión y no les va a gustar y yo no voy a poder con que no me quieran '", dijo en entrevista con Efe.
"Meterme en sus zapatos fue fenomenal porque es totalmente opuesta a como yo soy. Fue un gran reto ponerme en sus zapatos.

Disfruté mucho de hacer comedia y creo que me encantaría volver a hacerla", afirmó la también presentadora de televisión, que en 2010 condujo "Once Niños" de Canal Once, y aseguró que cada vez que interactuaba con los chicos en el programa "para mí era fantástico".
Sin embargo, la televisión no es ajena a Cervantes ya que desde los ocho meses de edad y durante toda su infancia y adolescencia intervino en múltiples campañas de publicidad en su país, tras lo cual su vida dio un giro cuando casi se ordena como monja.

"Soy muy sensible, me gusta ayudar a las personas, aportar algo positivo. Estuve en una escuela de monjas y ellas notaron esa sensibilidad y comenzaron a llevarme por ese camino. Luego de un año dedicada a Dios estuve a punto de consagrarme. Fue una buena experiencia, no lo cambio por nada, pero realmente no era mi camino", indicó además a Efe.

Cervantes optó entonces por continuar estudios universitarios y así se graduó de odontología, una profesión por la que se había decantado desde que tenía siete años.
Pero, conoció al dibujante mexicano Francisco Herrera, quien la motivó a buscar y perseguir su verdadera vocación.

"En cuanto terminé mi conducción de "Mujeres en TVC" me dije 'necesito y quiero hacer lo que me gusta, lo que siempre he querido hacer: una serie juvenil'", dijo Cervantes, que se presentó al lugar donde se hacían las audiciones para Nickelodeon en México.

"Les dije que cuando tuvieran audiciones estaría feliz de que me tomaran en cuenta. Recibieron el material que les llevé y a la semana me llamaron para informarme que había un papel para la villana de la próxima serie. Me preparé muy bien y fui al día siguiente. Así empezó este sueño", agregó.

"11-11, En mi cuadra nada cuadra" narra las aventuras de Kike, un adolescente de 14 años, fanático de la tecnología, que se muda junto a su familia a un misterioso edificio con la numeración 11-11.
Gracias a las cualidades únicas del lugar, cuando Kike duerme tiene la habilidad de traer a la vida a "Enrique", una versión seis años mayor de sí mismo que interactúa con el mundo real como cualquier otra persona.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada